Madrid. 6 de septiembre de 2017.- La Iniciativa Puerto Rico España muestra su sensibilidad en estos complejos momentos para Puerto Rico antes de la llegada del Huracán Irma, de categoría 5.

El gobernador, Ricardo Roselló, ha solicitado declarar el estado de emergencia y ha instado a que se desalojen áreas inundables en la zona norte y este de la Isla. Para ello, se han habilitado 456 refugios con capacidad para más de 60.000 personas.

Se prevé que el huracán llegue este miércoles al final de la tarde o al principio de la noche y pueda ir abandonando Puerto Rico jueves por la mañana.

Se recomienda que se sigan todas indicaciones ofrecidas por las autoridades y se busque refugio seguro. La información está disponible en los canales oficiales-webs de La Fortaleza y la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD).

Un fuerte abrazo para todos y bendiciones,

Madrid, 31 de agosto de 2017.- Un grupo de jóvenes emprendedores y profesionales de la sociedad civil ha lanzado la Iniciativa Puerto Rico España, primera organización independiente, sin afiliación política, que tiene como misión principal dar a conocer la realidad socio-cultural y económica de Puerto Rico en España, y viceversa. Así mismo, se propone contribuir a la puesta en marcha de proyectos que reviertan en el beneficio mutuo, con el foco puesto en el estímulo del emprendimiento y el rol de las nuevas generaciones en el futuro de ambas comunidades. En una primera fase, prevé organizar conferencias y foros, así como realizar una intensa labor en medios de comunicación.

Según explica Ignacio Salinas Casanova, principal impulsor y presidente de la iniciativa: “Somos un grupo de jóvenes emprendedores y profesionales de la sociedad civil con vínculos con Puerto Rico que hemos visto la necesidad de crear un instrumento útil y estable para poner en contacto a ambos países en los ámbitos cultural, económico, educativo, empresarial e institucional”.

La Iniciativa Puerto Rico España pretende ser una comunidad de conocimiento abierta a todos los sectores de la sociedad. Próximamente, se presentará tanto en Madrid como en San Juan con el objetivo de atraer a quienes compartan su misión y valores.

Tal y como expone Ignacio Salinas Casanova: “Buscamos canalizar acciones que se están llevando de forma separada e intermitente a través de la creación de un único foro estable en el que participen todas aquellas personas, instituciones y empresas que quieran fijar canales de comunicación y colaboración entre Puerto Rico, España y la Unión Europea”. Cuenta de momento con una página web (www.puertoricoespana.org) en la que se puede encontrar información completa sobre ella, solicitar ser socio y hacer llegar sugerencias.

Entre Puerto Rico y España existen importantes lazos. La isla fue territorio español de 1492 a 1898, año en el que, tras el fin de la Guerra Hispano-Estadounidense y la firma del Tratado de París, pasó a estar integrada en Estados Unidos. Desde 1952, cuenta con una constitución propia, en la que se le reconoce un estatus singular dentro de EE.UU.: Estado Libre Asociado. Sin embargo, la herencia española en Puerto Rico sigue estando muy presente, gracias al castellano -que continúa siendo oficial y mayoritaria-,  la cultura común, el importante legado histórico que se conserva, sin olvidar el sentir de los puertorriqueños, que reconocen a España como a un pueblo hermano.

Actualmente, la isla caribeña, de 3,4 millones de habitantes y que se está dando a conocer en todo el mundo gracias al éxito de la canción “Despacito”, está atravesando un período de crisis económica y financiera, que le ha llevado a ser intervenida por una Junta de Supervisión y  Administración Financiera, una especie de “troika” creada ad hoc por el Gobierno americano para reestructurar su deuda, situada por encima de los 72.000 millones de dólares. Por eso, para Javier Agudo Canalejo, secretario de la organización, “resulta clave en este contexto emprender iniciativas que impulsen el atractivo de Puerto Rico en el exterior y contribuyan a su mejoría. Somos optimistas y estamos muy ilusionados. Para nosotros supone una responsabilidad, pero también una oportunidad, porque pensamos que Puerto Rico tiene un enorme potencial en sectores como el industrial, turístico y agrícola, entre otros”.

En España poco se conoce sobre la actual situación de Puerto Rico, territorio que se está enfrentando a una compleja crisis, evidente en cuatro grandes ámbitos: financiero, político, económico y social.

Puerto Rico arrastra una deuda superior a 70.000 millones de dólares, que no puede pagar siguiendo los procedimientos ordinarios. De ahí que se haya acogido a un proceso de suspensión de pagos, bajo la supervisión de una junta impuesta por el Congreso de los Estados Unidos, la Junta de Control Fiscal, una especie de “troika”, como ocurrió en el caso de Grecia. Este hecho ha puesto de manifiesto la falta de autonomía de la isla y, en cierto modo, el colonialismo encubierto que supone la fórmula de “estado libre asociado”, otrora tenido como referencia por el nacionalismo vasco y catalán.

La crisis financiera ha subrayado la política. Precisamente, a través de la aprobación por el Gobierno de la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico, se acordó la celebración de un nuevo plebiscito para decidir sobre el estatus político de la isla, que finalmente tendrá lugar este domingo 11 de junio. Tres son las opciones planteadas: integrarse plenamente en EE.UU. (estadidad); la libre asociación o independencia; o mantener el actual estatus territorial (estado libre asociado).

El gobernador, Ricardo Roselló, apoya la estadidad, aunque se va a enfrentar a un fuerte llamamiento a la abstención por parte del principal partido de la oposición, el Partido Popular Democrático, que defiende el estatus actual y no comparte la celebración del referéndum. La libre asociación o independencia, en principio, es una opción lejana y con poco apoyo.

La coyuntura actual se completa con la crisis económica y social, ya que la isla sufre una recesión desde hace más de una década, que está conllevando un exilio de puertorriqueños en los últimos años, con una pérdida de alrededor del 13% en el período 2006-2016.

Puerto Rico se encuentra ante un momento importante de su historia, en el que está luchando por salir adelante. Esperamos que pueda sortean las adversidades y sentar las bases para un futuro de crecimiento económico y bienestar para sus ciudadanos.